NOVELA EL ALGORITMO DE DIOS (EL RELEVO DE DIOS)... Una herramienta auna la voluntad social para presionar al poder usando inteligentemente el dinero contra él. Una NOVELA que demuestra que es posible controlar al poder y diseñar nuestro destino. (Casi 50.000 visitantes!!!)

Innovadora. Diseñada bajo un nuevo concepto: La idea novelada, que la convierte en una obra inspiradora.

Narra un experimento social revolucionario que tendrá lugar en la España de la próxima década y como se cruzan las vidas e historias de su genial creador clandestino y una periodista que emigró para trabajar en los Estados Unidos, ahora en plena crisis existencial.

En forma de falsos relatos, la obra critica nuestro pasado reciente y se aventura en el futuro inmediato.

NOVELA completa. Emocionará al amante de la novela de cualquier género, al que gusta del ensayo y al enamorado de la antología de relatos.

Editorial: Ediciones Dauro

EBook: AMAZON, APPLE-ITunes, Esebook

Papel: AMAZON, CASA DEL LIBRO, EL CORTE INGLÉS, y librerías (Columna derecha)

Aventúrate en SABER MÁS Y TEMAS RELACIONADOS CON LA NOVELA (Columna derecha). Alucina con el Book-trailer (Ver más abajo)

CÓMPRALA, ¡YA!, no te arrepentirás

El blog que no existe (de momento)

En pocos años, el protagonista del Algoritmo de Dios creará un blog para publicitar el algoritmo. Sin embargo, podemos deducir por la novela lo que pondrá en él: Tres simples entradas, tres simples preguntas (en una misma dirección, aunque con matices muy distintos):

(a) ¿Es legítimo entregar decisiones sobre España al ciudadano?
(b) ¿Sabríamos controlar a nuestros mandatarios?
(c) ¿Nos merecemos influir en la democracia?

Son preguntas que rara vez nos plantean, y que no nos planteamos, tal vez por impensables, por la aceptación, la inercia, por inapetencia, o miedo, o una suerte de síndrome de Estocolmo en el que estamos inconscientemente sumidos. Por otro lado, parecen preguntas fáciles de responder. Casi sin pensar, podríamos elegir una respuesta de entre estas cuatro opciones:

(1) Por supuesto
(2) Si, pero no lo creo posible
(3) No, ya tenemos dirigentes electos
(4) Paso, es cosa de otros

Posiblemente los más lanzados, ilusionados o agresivos podrían elegir sin dudar la respuesta (1). Aquellos más reflexivos o cautos o más realistas, quizás se decantaran por la respuesta (2). Los más moderados o creyentes o conformistas o tal vez temerosos, probablemente elijan la opción (3). Finalmente, los satisfechos o aquellos que están bien, los que no les interesa que nada cambie, se decidan por la (4).

Con todo, hay que considerar las circunstancias, las sociales. Para elegir la respuesta, supongamos que avanzáramos unos años, hasta un momento donde existe una herramienta que posibilita que nuestra respuesta se realice efectivamente, sin freno alguno, con un precio social simple y asumible, nunca comprometedor para nosotros.

¿Cambiarías tu repuesta así?



Cuando estés preparado responde, pero ten presente que tu respuesta debe servir para las tres preguntas por igual. Adelante… mañana tendrá consecuencias.
Publicar un comentario