NOVELA EL ALGORITMO DE DIOS (EL RELEVO DE DIOS)... Una herramienta auna la voluntad social para presionar al poder usando inteligentemente el dinero contra él. Una NOVELA que demuestra que es posible controlar al poder y diseñar nuestro destino. (Casi 50.000 visitantes!!!)

Innovadora. Diseñada bajo un nuevo concepto: La idea novelada, que la convierte en una obra inspiradora.

Narra un experimento social revolucionario que tendrá lugar en la España de la próxima década y como se cruzan las vidas e historias de su genial creador clandestino y una periodista que emigró para trabajar en los Estados Unidos, ahora en plena crisis existencial.

En forma de falsos relatos, la obra critica nuestro pasado reciente y se aventura en el futuro inmediato.

NOVELA completa. Emocionará al amante de la novela de cualquier género, al que gusta del ensayo y al enamorado de la antología de relatos.

Editorial: Ediciones Dauro

EBook: AMAZON, APPLE-ITunes, Esebook

Papel: AMAZON, CASA DEL LIBRO, EL CORTE INGLÉS, y librerías (Columna derecha)

Aventúrate en SABER MÁS Y TEMAS RELACIONADOS CON LA NOVELA (Columna derecha). Alucina con el Book-trailer (Ver más abajo)

CÓMPRALA, ¡YA!, no te arrepentirás

¿Más humano = mejor?

Hoy es fácil ver mosaicos de fotos de amigos y segudires en las plataformas de las redes sociales, pero seguro que no serán como las de aquí al lado, pese a que son recientes. Si en un examen un alumno las usase como respuesta a la pregunta: ¿Qué es la humanidad?, ¿qué nota le pondrías?...

Si le preguntases al protagonista de la Novela El Algoritmo de Dios acerca de cómo ve la humanidad, seguro que soltaría unas cuantas frases que dejó en el libro:

Por desgracia, lo humano, si vil, dos veces humano.
Libre albedrío equivale a máximo nivel de inhumanidad.
La bondad es menospreciada por el humano, incluso se paga caro.
Los humanos merecen lo que les pasa. Se diría que muchos quedaron en el pleistoceno, reteniendo más de homo que de sapiens.
El conformismo es el cáncer de la humanidad.

Y antes de que pudieses replicar, te cortaría con un:

Qué manía tenéis de traducir “un mundo más humano” por algo mejor, cuando lo que sobran son ejemplos de inhumanidad humana.

Lo curioso (o no) es que vemos más las caras de nuestros dirigentes, de los deportistas de moda, de las “famosas del corazón”, que las fotos de arriba. No podía dejar de consultarlo con el ‘prota’, que de nuevo sentenciaría:

El humano se aburre pronto de los temas, independientemente de su trascendencia.
Para el humano, lo que no se convierte en recuerdo, no ocurrió.
El problema humano es que desprecia la verdad y ambiciona el egoísmo.
Todo humano es sectario con las cosas que no comprende, donde “cosa” incluye también a otro humano (a él no le cabe tal lujo típicamente humano).
La desconfianza intrínseca al humano, resulta proporcional a su estatus de poder.
Las palabras de un individuo pueden condicionar actitudes de terceros; un pobre concepto a archivar.
Vivimos en un espacio-tiempo mediocre y del humano no cabe esperar mejoras cualitativas.

Y tantas otras que publiqué en Twitter (https://twitter.com/#!/SalvaSagrado), por ejemplo:

El humano está diseñado para tolerar, para dejarse engañar…

A estas alturas, no me resisto a preguntarle por el futuro, y su respuesta, como no, sería:

El problema de la especie humana es su capacidad exponencial de acelerar su extinción, bien segregada por escalas sociales, bien de golpe.
Somos enemigos de nuestros enemigos y venganza, torpeza y supervivencia, son naturaleza humana.
Veo una humanidad alexitímica, cuyos miembros son incapaces de expresar los propios sentimientos y percibir adecuadamente los del prójimo.
Lo que veo… es el fin de la especie humana.

Al final le preguntaría el porqué de todo esto… y creo que ya empezáis a imaginar se respuesta:

El poder escribe la historia que los humanos mamáis, mientras se pierde la fiel historia.
Por desgracia son humanos, aunque muchos padecen el síndrome de Dios.
Iluminados semidioses humanos, con gran altavoz y gran ganado humano ‘esclavopensador’ al que catequizar.


Si… sé lo que pensáis de él… ya que a mi me pasó lo mismo. Pero os equivocáis; no conocéis sus peculiaridades neurológicas… esa plasticidad… su materia blanca... y sobre todo, lo que el llama “su infierno”… un genuino e imparable motor que… y hasta ahí puedo contaros.

PD. Habréis adivinado que 'HUMANO' es un vocablo con peso en la novela. Os recomiendo esta  mirada al presente (¿y al futuro?):  http://www.elmundo.es/albumes/2012/01/19/ninos_del_mundo/index.html
Publicar un comentario