NOVELA EL ALGORITMO DE DIOS (EL RELEVO DE DIOS)... Una herramienta auna la voluntad social para presionar al poder usando inteligentemente el dinero contra él. Una NOVELA que demuestra que es posible controlar al poder y diseñar nuestro destino. (Casi 50.000 visitantes!!!)

Innovadora. Diseñada bajo un nuevo concepto: La idea novelada, que la convierte en una obra inspiradora.

Narra un experimento social revolucionario que tendrá lugar en la España de la próxima década y como se cruzan las vidas e historias de su genial creador clandestino y una periodista que emigró para trabajar en los Estados Unidos, ahora en plena crisis existencial.

En forma de falsos relatos, la obra critica nuestro pasado reciente y se aventura en el futuro inmediato.

NOVELA completa. Emocionará al amante de la novela de cualquier género, al que gusta del ensayo y al enamorado de la antología de relatos.

Editorial: Ediciones Dauro

EBook: AMAZON, APPLE-ITunes, Esebook

Papel: AMAZON, CASA DEL LIBRO, EL CORTE INGLÉS, y librerías (Columna derecha)

Aventúrate en SABER MÁS Y TEMAS RELACIONADOS CON LA NOVELA (Columna derecha). Alucina con el Book-trailer (Ver más abajo)

CÓMPRALA, ¡YA!, no te arrepentirás

Tú (el lector), indirectamente, ¿explotador?… tal vez ¿asesino cómplice?

Si alguien te acusara en tu cara de explotador de esclavos o incluso de asesino, te ofenderías y le mirarías como a un loco (típica reacción humana). Pero también puedes mirar antes el vídeo que os adjunto y reflexionar. 

Por si esto no te convence, puedes calcular el número de esclavos que en estos momentos tienes a tu servicio (indirectamente, sin que tú lo sepas). Visita el blog de Pablo si tienes esa curiosidad. Lucila ya lo ha hecho, y le salen 57 esclavos.

No hace falta ser muy inteligente para sospechar que algunos de esos esclavos (tuyos) podrían haber muerto como consecuencia de explotación o abuso en su “trabajo”. ¿Qué piensas? ¿Algo de culpa? o la salida fácil, "yo no puedo cambiar eso".

Yo también he pensado mucho tiempo así. Por desgracia, ni las palabras, ni las imágenes frenan la esclavitud (igual hasta la fomentan entre desaprensivos; los hay, pues es condición humana). Un día me anticipé al protagonista de la novela y me planteé si 1 imagen = 1000 palabras, 1 acción = 1000 imágenes (1 acción = 10^6 palabras). Y he optado por 1 acción = 1 novela = 1 idea... Lo sé... soy novel, aún es complicado generar un gran impacto. Pero tal vez la novela y su idea caigan en las manos adecuadas y su genio escondido… ¿quién sabe?

He aquí pues, una de las razones confesadas del Algoritmo de Dios. Allí, el protagonista le plantea a la periodista que (en teoría) lo entrevista la siguiente cuestión: “Relaciona la sonrisa de una mujer cuando ve un diamante, medida estándar humana del amor, con la muerte de un africano”. Él sabe el porqué de esa interpelación… y las consecuencias que a corto plazo producirá en la mente de la mujer… pero hasta aquí puedo contar.

PD. Lamento la crudeza de la entrada, pero es reflejo de la novela. Comentala abajo.
Publicar un comentario